Inicio arrow Docs arrowEscritos pastorales

Imprimir Documento PDF
 

Carta del Santo Padre al Arzobispo para felicitarle por su XXV aniversario episcopal

Fecha: 23/06/2010

Al Venerable Hermano
FRANCISCO JAVIER MARTÍNEZ FERNÁNDEZ Arzobispo Metropolitano de Granada.

Al acercarse el mes de mayo, en el que celebrarás las bodas de plata del Episcopado, te enviamos esta carta para expresarte nuestros mejores deseos, y para dar contigo las mayores gracias a Dios clementísimo por los dones recibidos, con los que Él se ha dignado honrarte abundantemente.

Él gobierna con paternal amor y con sabia y admirable providencia todo lo creado, y de El provienen todos los dones: a Él, pues, deben dirigirse tu acción de gracias y tus alabanzas en esta solemne ocasión.

Tras haber sido llamado al seguimiento de Cristo por su gracia, y terminados en Madrid, la insigne Iglesia de tu nacimiento, los primeros estudios, a los que siguió después la licenciatura en Teología Bíblica, recibiste el Orden sacerdotal, y comenzaste a trabajar por el bien espiritual de los fieles, sobre todo como profesor de Teología en el Instituto Teológico de Madrid, en el Centro San Dámaso y en el Instituto de Filología Clásica y Oriental San Justino, mientras que entretanto te dedicaste a especiales estudios bíblicos en Jerusalén, y obtuviste el título de “Master of arts” en la Universidad Católica de Washington, donde alcanzaste también el doctorado en lengua y literatura siríaca.

En el año 1985 el Venerable Siervo de Dios Juan Pablo II, nuestro antecesor de feliz memoria, te nombró Obispo Auxiliar de Madrid; después fuiste trasladado a la diócesis de Córdoba, y últimamente recibiste el gobierno de la antigua e ilustre Sede Metropolitana de Granada que ahora presides.
En el desarrollo del ministerio episcopal te has esforzado en gobernar, enseñar y santificar a los fieles, preocupándote especialmente de favorecer la cultura cristiana: entre otras cosas has creado el Centro Internacional para el estudio del Oriente Cristiano, los Institutos de Teología “Lumen Gentium” y de Filosofía “Edith Stein”, y el Centro Cultural y la Editorial “Nuevo Inicio”.

Sabemos, además, que has prestado y sigues prestando servicio con diligencia en diversas Comisiones de la Conferencia Episcopal Española, y que has sido y eres miembro de algunos Pontificios Consejos de la Curia Romana.

Por todo ello es con verdad muy conveniente, Venerable Hermano, que en este Jubileo proclames la bondad de Dios, que es nuestra fuerza, nuestra ayuda y nuestra salvación. A este Padre bondadosísimo rogamos con empeño que, por la intercesión de la gloriosa y siempre Virgen María, te guarde, te conserve y te proteja con su gracia, y te alegre y te enriquezca abundantemente con los dones del Espíritu Paráclito.

De los cuales dones sea anuncio y prenda esta nuestra Bendición Apostólica que a ti, Venerable Hermano, y a la comunidad eclesial granadina, impartimos de corazón desde esta bendita ciudad de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo.

Os saludo a todos, muy queridos, con el beso de la caridad de Cristo (cfr 1 Pe 5, 14). Con mis mejores deseos.

Desde el Vaticano, día once de abril del año 2010, quinto de Nuestro Pontificado. Benedicto Papa XVI.

arriba ⇑